Desde los límites del Altiplano Central y de las montañas del oriente del territorio mexicano. Dentro del Caracol de Morelia, instancias para que escuche la palabra incluso el oído más lejano.

Hace un año…no recuerdo si el otro día o fue aquél otro o hace poco. Y entonces, les decía yo que un día, en uno de los Caracoles del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, se detonó una gran fiesta: el Primer Encuentro Internacional, Político, Artístico, Deportivo de Mujeres que Luchan. Así nació este proyecto de voces colectivas. Y no sólo como sujeto de enunciación, sino también como cuerpo.

Mujeres de diferentes territorialidades llegamos a la casa de la Dignidad Rebelde. Donde la rebeldía, entendida como la desarticulación de la obediencia, es también una fiesta; aunque a veces no hay música ni baile. Como quiera que sea, no hay miedo, o sí hay pero se controla. Y es que hablar entre mujeres ayuda a concienciarse de la injusticia de nuestra condición. Si nos sentimos unidas, respaldadas, si sabemos que hay otras mujeres que luchan, estamos más preparadas para estar en esta fiesta.

___

Este proyecto forma parte de mi tesis de licenciatura que realicé junto con Sofía Benedicto: "Rumbo a las elecciones de 2018: La candidatura de Marichuy como cuestionamiento a las regls del sistema político". 

- Asesora responsable: Dra. Guiomar Rovira Sancho

- Asesora interna: Dra. Silvia Gutiérrez Vidrio

En esta investigación se analiza la campaña de María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy, para obtener las firmas necesarias para presentarse como candidata independiente a la presidencia de México de 2018. Si bien  la propuesta de Marichuy es analizada como un intento de cuestionar las reglas del sistema político, la acción del Concejo Indígena de Gobierno (CIG) y su vocera que constituye un desafío colectivo al racismo, el clasismo y el sexismo institucional en México , no logró la convocatoria necesaria ni el impacto deseado. En contraste con este intento político no logrado de insertarse en lo electoral, la iniciativa del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) de llamar en el mismo periodo a un Encuentro de Mujeres que Luchan tuvo una respuesta desbordada. Revisar el contraste entre ambas formas de hacer política es el objetivo de esta investigación. Utilizamos el acercamiento metodológico de la etnografía que implicó la participación en seis actos de campaña de Marichuy en el centro del país y en el Encuentro Internacional de Mujeres en el Caracol de Morelia, en Chiapas. Partimos de la metodología feminista y de la reflexión sobre nuestra propia experiencia al entrar en contacto con las actoras y las realidades descritas.

___

A year ago, I can´t remember exactly if it was this day, or another one, or not long ago. Time, nay, the calendar tends to deceive us. But if we asimilate the past as something that we look forward to, things go completely in the opposite direction. So, as I was telling you, one day in one of the Caracoles of the Ejército Zapatista de Liberación Nacional, a great party took place: The First International, Politic, Artistic, Sporting Encounter of Women Who Fight. That’s how this project of collective voices was born. And not only as a subject of enunciation, but as a Body in itself.

 

Women from different territories came to the home of The Rebel Dignity. Where rebellion, understood as the dislocation of obedience is a party; even though sometimes there’s neither dance nor music. Whatever it is, there’s no fear, and if there is you control it. It seems that talking with one another helps to raise awareness to the injustice of our female condition. If we feel united, backed up, and with a certainty of fellow women fighters, then we are even more prepared to be in THIS party.

This website and all photographs are ©️ copyright 2021 Valeria Arendar. | All Rights Reserved.

Valeria
Arendar